domingo, 1 de noviembre de 2009

CARICATURA LITERARIA A HUGO MANUEL VIELMANN TELLO "TATACHIN"

Previo a la celebración de la "Serenata Huehueteca" y al fiambre del Día de Todos los Santos, se otorgó la Orden del Castillo al honorable ciudadano y vecino de la hermosa y progresista Villa de Chiantla: Don Hugo Manuel Vielmann Tello, conocido más por el personaje cómico creado por Él: Tatachín.

Y como ha sido usual a lo largo de estos diez meses, me he permitido perfilar singular caricatura literaria a dicho histórico, honorable, querido y respetado ciudadano chiantleco, con alguna picardía, mas con profundo respeto y que comparto con usted. Agradeceré mucho sus comentarios y observaciones.

Caricatura literaria
a quien saca el último de los de Chiantla
Don Manuel Vielmann
“Tatachín”



Cuando por los relámpagos los cielos parecen rotos,
en Chiantla piensan que Dios les está tomando fotos;
hoy por eso se fue la luz y en Huehue se retrasó el bus,
por imprimir el currículo hubiese pagado hasta el último centavo,
más no pude evitar que Don Paco se pusiese bien bravo.

Entre carcajadas, aplausos y gran relajo,
en el escenario aparecen un alto y un bajo:
el bajo ante el micrófono alto y el alto ante el micrófono bajo;
se abre el magno telón púrpura ante los quetzaltecos
alguien del público los reconoció: ¡este es un par de chiantlecos!

La gente pensó que era parte de toda la broma,
los comediantes sabían que el humor del público así se doma,
pues actuación de tan chispeante y particular sello
únicamente venía de Manuel Vielmann y Ovidio Tello.

El último de los de Chiantla, Tatachín ha publicado,
según Él, el día del Chiantleco: es el día menos pensado.
Del maquillaje de Tatachín, el lunar le quedó pintado,
y no precisamente por mozuelo, el cabello tiene canado.

Con su familia incursionó en el mundo del negocio
para complacer el buen gusto en los ratos de ocio.
Doña Ninfa, disculpe: ¿Qué delicias ha preparado?
los cebiches y cervezas: Meme… ¡se ha terminado!

Apresúrense para venir a escuchar un jocoso guión
de anecdóticas correrías punzantes como aguijón,
originales, chistosas, picarescas e hilarantes sin fín
provenientes de las ocurrencias: ¡del famoso Tatachín!



Edwin Rocael Cardona Ambrosio
30 de octubre de 2009

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradeceré mucho la expresión libre a través de sus comentarios, sin censura alguna.