sábado, 29 de septiembre de 2012

Maternidad y paternidad irresponsable

Toda una serie de vejámenes se cometen como consecuencia de la paternidad y la maternidad irresponsables; de hecho, por abandono de menor existe pena de cárcel muy severa (Artículo 154 del Código Penal al menos). Todos los demás acontecimientos tristes que suceden en adelante, van llenos de las más buenas intenciones. Si no se ayuda mal y si se ayuda peor. Es una gran tragedia para todos los que ayudan y los más “fregados” en todo son los propios niños, que se constituyen en el centro de amarguras tras amarguras, que muchas veces, perciben ellos, son por culpa suya, lo cual de ninguna manera es cierto. Se va colocando en su corazoncito la imagen que ellos vinieron a este mundo sólo para ser fuente de problemas y sufrimientos para los demás.

Baste nada más observar el caso que hoy nos plantea el Doctor César Temaj a través de Don Joel de Jesús Cano, estudiante de la carrera de Ingeniería en Sistemas en la Universidad de Occidente: el caso de Florecita. Dicho caso a grandes rasgos, trata de una niña que pasa un poco más de su primer año de vida en Fundación Salvación en Huehuetenango, Guatemala y se gana el cariño del personal y voluntarios de esta benemérita institución, tanto nacionales como extranjeros, así como de una pareja de esposos que se interesa por ella y aspiraban a su adopción; pero más adelante, la patria potestad es cedida por orden de juez competente a otra persona muy distinta.

En ese ámbito, una vez que conversé con la Licenciada Sandra Juárez de Temaj (que en gloria está), acerca de las consultas que por mi medio, hizo una amiga desde otro país, que en algún momento de su vida tuvo la esperanza de adoptar a un niño con el cual se encariñó muchísimo y él con ella durante su estancia en Huehue. La Licenciada Juárez fue muy enérgica conmigo al decirme que ella le advertía a todos, especialmente a los extranjeros, que no "simpatizaran" (se encariñaran) con los niños, porque eso les podía traer muchísimos problemas y desengaños a todos, dada la complejidad de ello: padres, familiares, la estructura legal, los jueces, las instituciones, la realidad social y demás.

El corazón se embarga de una profunda tristeza por tanto dolor humano que sucede en las criaturitas inocentes y el daño que sufren las personas que brindan su cariño a los niños. No dudo que en algún momento, también trague mucha saliva y amargura el señor juez, dado que está atado por lo que establecen las complicadas leyes guatemaltecas, que por ser armadas con la mejor de las intenciones, consiguen un efecto contrario a su propio espíritu en muchos casos. Pero si el juez actúa no apegado a la legalidad, como decimos los huehuetecos, se va al bote.

Adiciónese a ello, la falta de preparación psicológica DE TODOS los involucrados.

Parecidos son también los casos de familiares que se encargan de los niños, para que luego sus papás se los quiten. Recuerdo a una señora que creció a su nieta por más de diez años y más tarde su hijo, una vez obtenida su graduación universitaria y su esposa se la llevaron. La respetable señora cayó en una depresión profunda que escapó de morir.

Todo ello es complejísimo y sobre todo MUY TRISTE.

Son las grandes, dolorosísimas consecuencias de un simple acto sexual que no dura más de un par de minutos, pero que puede desgraciar o acabar con la vida de millones de personas, ya que podría estarse gestando la vida de un criminal que podría influir en multitudes. LA COSA NO ES TAN SENCILLA. Pero tampoco debemos olvidar que de un estirón de patas de esos, también han surgido seres humanos que construyeron tan grandes cosas que han maravillado a la humanidad.

Señor Jesucristo, ayúdanos al menos a comprender todo esto que nos aflige. Acá todo el mundo cree tener la razón, pero acaso ninguno la tenga. Sólo en tu infinita misericordia conoces el por qué, en el mundo TIENE que suceder todo esto. Somos tan pequeños e insignificantes ante tí.

Edwin Rocael Cardona Ambrosio
Huehuetenango, 29 de septiembre de 2012
Facultad de Ingeniería.
Ingenierías en 4 años -Plan Diario-:
Sistemas, Electrónica y Telecomunicaciones.
Facultad de Ciencias Económicas.
Licenciaturas en 4 años -Plan Diario-:
Administración de Empresas y Auditoría.
Facultad de Derecho:
Licenciatura en 5 años -Plan Diario-::
Ciencias Jurídicas y Sociales, Abogado y Notario.
Facultad de Humanidades:
Profesorados de Enseñanza Media en 3 años -Plan Fin de Semana-:
Matemáticas y Física, Computación e Informática, Ciencias Económico Contables, Pedagogía y Técnico en Administración Educativa, Lengua y Literatura, Lenguaje y Ciencias Sociales, Historia y Ciencias Sociales, Pedagogía y Ciencias de la Educación

Licenciaturas en 2 años (Plan Diario -previo aprobación del profesorado de enseñanza media*-): Matemáticas**, Pedagogía y Ciencias de la Educación, Administración Educativa, Historia y Ciencias Sociales, Planificación Curricular, Letras, Investigación Educativa.

*La Universidad de Occidente acepta los títulos de PEM y otorga equivalencias de todos los cursos aprobados en otras universidades, excepto para los siguientes cursos: Proceso Económico I y II, Filosofía Social de Hayek, Filosofía Social de Mises, Razón y Fe, Opción Pública, Historia y Filosofía de la Sociedad Libre, La Educación y el Estado, El Genio de Occidente

**Para cursar la Licenciatura en Matemáticas, debe haber aprobado el PEM en Matemáticas o en Matemáticas y Física
Escuela de Postgrado.
Doctorados en 4 años -Plan Fin de Semana-:
Derecho, Ciencias Políticas y Sociales, Economía Austriaca, Periodismo Socioeconómico.
Sede: Colegio "San Lorenzo" Secundaria
5a. Calle 1er. Acceso 5-75, zona 5.
Calle de "Los Toneles"
Huehuetenango
Teléfono: 42445741.
Correo electrónico: udeohuehue@yahoo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Agradeceré mucho la expresión libre a través de sus comentarios, sin censura alguna.