viernes, 6 de septiembre de 2013

Banda Musical Latina Colegio De La Salle Huehuetenango y Wuellner Joel Santos

A propósito del triunfo de la Banda Musical Latina del Colegio De La Salle de Huehuetenango, en el concurso nacional de bandas organizado por la Compañía "Casa Instrumental", deseo resaltar que existe una larga tradición, cuyos inicios se fincan en el Colegio "De La Salle" Primaria, en los años 1980's, desde los pioneros esfuerzos del maestro Don Adrián Palacios Ríos, luego la inflexión introducida por el español Hermano Fernando Muñoz Cuesta, para abandonar la tradición que ya se traía en estos países de las bandas de guerra y desfiles al estilo de los países totalitarios, donde también, dicho colegio se colocaba a la vanguardia en aquella época.

Recuerdo de aquella época a los niños de la primaria, tocando marchas completas con trompetas, tubas, clarinetes, saxofones y demás instrumentos de viento, con pocos redoblantes, dirigidos por el maestro Don Lorenzo Martínez y su hijo, contratados para aquel efecto.  Fue la primera época de Hermano Fernando en Huehuetenango.   Ahora, Hermano Fernando vive su segunda época en nuestro Huehue, luego de dos décadas de ausencia, cautivando nuestra admiración y respeto por la versatilidad de su conocimiento, jovialidad, entusiasmo y calidad humana.

Indudablemente, tal espíritu fue contagiado a la sección de secundaria del Colegio De La Salle, así como a las demás bandas en Huehuetenango con el paso de los años; aunque en el país, también se dejó sentir el cambio del estilo y género de bandas, con la suspensión de los desfiles cívico-militares para las ferias y celebración de efemérides políticas, para tornarse en desfiles alegóricos, lo que causó el declive de las bandas de guerra y desencadenó el auge de las bandas musicales, especialmente de música latina (aunque no puede soslayarse el hecho que en muchos establecimientos, aún se preserva  la banda de guerra o se cuenta y se desfila con las dos bandas, con su estandarte que señala su género -aún algunos establecimientos todavía remedan a los militares, con paso ganso, gastadores, fusiles del tiempo de la primera guerra mundial y sables de la época de Justo Rufino Barrios-).

Pero es indiscutible el aporte del maestro Don Wuellner Santos, tanto en la Banda Musical Latina del Colegio De La Salle Secundaria, como en otras bandas de música donde también ha servido directa o indirectamente, las cuales se han constituido  en verdaderas escuelas de música y se han cultivado o participado grandes maestros, como el caso de los hermanos Carlos y Rolando Villatoro Villatoro y algunos cientos más, que continúan colocando a Huehuetenango, como una de las cunas de la música del país, terruño de los clásicos de la música guatemalteca, única en el mundo, maestros Wotzbely Aguilar, Eliseo Castillo, Paco Pérez, Herman Funes Castillo, Gumercindo Palacios Flores, Emilio García Herrea, José Ernesto Monzón, Manuel Rodríguez, ya desparecidos, sin contar los miles de compositores y ejecutantes vivos que se pasean y deleitan gratuitamente al público con sus producciones de la más alta calidad en las dos serenatas que se celebran en nuestro "paraiso".

El 26 de marzo de 2013, la Filial de Cronistas Deportivos de Huehuetenango brindó un homenaje al Maestro Wuellner Joel Santos, motivo por el cual, en aquellos días, me permití saludarlo dedicándole una caricatura literaria que hoy  se comparte con los lectores de ¡Aquí  Huehuetenango!, con la correspondiente felicitación por a la Banda Musical Latina del Colegio De La Salle de Huehuetenango.
 



Caricatura literaria en el homenaje al
Profesor Wuellner Santos,
organizado por
Cronistas Deportivos de Guatemala Filial Huehuetenango

-Nota para el lector no huehueteco. Güiro es un instrumento musical de la zona tropical. En Huehuetenango, también se refiere a un niño. Interprétese esta palabra al gusto-

Cronistas deportivos de Huehuetenango,
acopian el idioma de Cervantes hasta donde alcanza;
no lucen atributos de Don Quijote, sí los de Sancho Panza.

Entre clarinetes, saxofones y soplos de corneta,
homenajean hoy al ilustre profesor,
Don Wuellner Santos que por tocar trompeta,
dicen que le quedaron labios de besador.

No son clarineros, son clarinetes y helicones,
se llaman trombones, alguien pensó: trompudones.
de una banda musical surge también hermoso combo,
cuando comes mucho, tu estómago suena como bombo.

En Malacas del redoblante se ha roto una membrana,
en la banda se escuchaba como: “toc, toc”,
Profe, el tambor acaba de hacer “chiploc”.

De la declamación a la música,
suena más una tuba o un helicón,
más efectivo el triángulo para tocar el corazón.
Acude al homenaje esperando encontrar muchos timbales,
de los cronistas sólo encontró timbas sin iguales.

Tantas generaciones y bandas musicales,
la música de Huehue gana muchos festivales,
galardones abundantes como muchos tiros,
en Huehuetenango hoy abundan, ¡muchas marimbas de güiros!

Edwin Rocael Cardona Ambrosio
Huehuetenango, 26 de marzo de 2013
Actualizado el 6 de septiembre de 2013

15 comentarios:

  1. Si te la disparaste buen Roca! Ya sigues los pasos de Dante y Cervantes, esta muy bien que termines siendo un insigne hombre de letras. Felicitaciones

    ResponderEliminar
  2. MUY AGRADECIDO POR LA CARICATURA LITERARIA. ¡QUEDARÁ PARA CONTARLA!

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante la reseña Historica y la Caricatura Literaria Lic. Edwin Cardona.
    Y mi admiración y respeto al Profe. Wuellner Santos, la chispa que dio inicio a la Banda del Colegio de la Salle.

    ResponderEliminar
  4. Ola alguien me puede ayudar con este TURBONETT_23D3EC gracias por la ayuda

    ResponderEliminar
  5. Ola alguien me puede ayudar con este TURBONETT_23D3EC gracias por la ayuda

    ResponderEliminar
  6. Ola alguien me puede ayudar con este TURBONETT_23D3EC gracias por la ayuda

    ResponderEliminar
  7. Hola me podrían ayudar con Turbonett_2D0FE8 se los agradecería mucho .. ^-^

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Se llama turbonett22D2AC la contraseña plis

    ResponderEliminar

Agradeceré mucho la expresión libre a través de sus comentarios, sin censura alguna.